lunes, 27 de febrero de 2017

Se vinieron a menos

Tipos bravos o exitosos que se vinieron a menos. Excluímos las mujeres del tango y a otros varones, porque hay muchas de estas historias en el tango. Y traemos una historia de los Mes Aïeux, aunque la de ellos de la selección anterior también podría incluirse. Y nos quedan solo cuatro para esta humildísima colección:

Antonio (de Mes Aïeux) | Mes Aïeux

lunes, 13 de febrero de 2017

Canciones de...

Título completo: “Canciones de historias dramáticas de personas, como recitados (o incluyendo algunos), de duración mayor a la media de la canción de radio de música popular”.

Eso nomás. Y nada menos. Seguro hay muchas más que las aparecen en mi humilde colección:

1. Hurricane (Dylan-Levy) / Bob Dylan
4. Jungleland (Bruce Springsteen) / Bruce Springsteen

El criterio no es claro, ni fácil de aplicar. No valen historias de personas o personajes si no son bastante dramáticas, largas y algo recitadas. O con dos de tres de esas características. Han quedado afuera, por citar entre miles: Historia de Mate Cosido, Run run se fue pa’l norte, El anillo del Capitán Beto, Romance del Conde Olinos…

jueves, 2 de febrero de 2017

Queja de uno del club

No compré todavía “57th & 9th”. Estoy algo desilusionado. Lo escuché en Spotify y… yo qué sé. ¿Por qué lo hicieron volver al rock a Sting? Para vender, seguramente. Habrán considerado que "eso era lo que quería la gente". Será. Pero lo que me desilusionó fue escuchar al mismo Sting, en el show de Jools Holland, con un tono medio despectivo respecto de algunas cosas que habían pasado. ¡Y a mí me habían gustado justamente esas últimas! Eran “Symphonicities”, “If on a winter’s night…” y “The last ship”. Cosas distintas (sobretodo las dos últimas), raras si se quiere, pero geniales. No eran más de lo mismo. Uno ponía el disco, leía el librito y enseguida se había dado cuenta que había descubierto algo bueno (esto, esto, esto…).

Sting hablaba de sus trabajos poco entendidos en el booklet del CD de “The Last Ship”. Mencionando un viejo disco dice: “The Soul Cages was my attempt at elegy, the least loved, least understood of all my recorded efforts, but despite that cold reception, it did establish a select and loyal constituency of listeners who I only half-jokingly refer to as 'the recently bereaved' or similarly haunted. Not the most cheerful club, it must be admitted, but a thoughtful bunch nonetheless”.

Y yo me hice ipso facto de ese club. No por algo la entrada más visitada de este blog ya era “Shape of my heart (interpretación libre)”. No por nada le hice entonces “estudios psicorreligiosos” a Sting. Es cierto que ya en aquellas palabras hay algo de desdén: “not the most cheerful club”. ¿Será que ahora le dio la crisis de los 60 y quiere rescatar perdidos amigos de la juventud? Lo banco. Pero el disco… todavía no sé si lo voy a comprar.

Por suerte esta no es de amor: