martes, 22 de abril de 2008

Alter mundi - I. Un paseo por el ártico


Ayer F., que inventa nombres de animales, comunes y propios, bautizó a un pequeñito pez de juguete, y a toda su especie, como "peces Mimich". Yo le dije entonces que debían ser unos peces rusos, lo cual le pareció aceptable. Como dijo que los peces Mimich eran comidos por los osos polares, concluimos que ellos podrían tener hábitat en el mar ártico ruso, cerca del polo norte.

Motivado por esta historia y juego que hicimos, me fui después al Google Earth a pasear por la zona ártica. Así descubrí la Tierra de Francisco José, un archipiélago ruso que es una de las tierras más cercanas al Polo Norte (900 a 1110 km; 80º a 81,9ºN). Fueron bautizadas así por sus descubridores en honor al emperador de Austria Francisco José I, pero como la expedición no era oficial sino costeada por fondos privados, las tierras no pertenecieron nunca a Austria.

La historia de tierras polares y nombres siguió de lo más interesante. Al Google Earth lo acompañé con la ya inevitable Wikipedia. De enlace en enlace y haciendo girar al globo a piacere, viajé a la Isla de Ellesmere, el territorio canadiense más septentrional. Allí se encuentra Alert, el poblado más cercano al Polo Norte (840km). Un asentamiento de 5 habitantes permanentes (censo 2006), habitantes temporales militares, estación de clima, laboratorio de monitoreo de atomósfera y aeropuerto; días con luz solar durante las veinticuatro horas y frío polar: la temperatura promedio mensual supera los 0º sólo en julio y agosto.

Ya sin contar con presencia humana permanente, es América la que tiene la porción de tierra emergida más cercana al Polo Norte. Y es en Groenlandia, la gran isla bajo gobierno danés. Pero hay una curiosa historia de descubrimientos sucesivos. Hasta no hace mucho el punto más septentrional de tierra firme era considerado el Cabo Morris Jesup (83º37’39’’, 708 km del Polo Norte). Sin embargo, posteriores mediciones comprobaron que la que ostenta ese título es la Isla Kaffeklubben, ya conocida desde 1900. El curioso nombre de esta isla refiere al club de café del museo de mineralogía de Copenhague (una nota cálida para esa helada zona, ¿no?). En 1969 se comprobó que la isla Kaffeklubben está 850 m (¡!) más al norte que el cabo Morris Jesup.

Pasado el tiempo surgió una discusión, porque se avistaron bancos de arena más al norte. Pero un banco de arena no es tierra emergida. Al banco de arena más septentrional se le puso el nombre de Oodaaq, en honor al esquimal que acompañó al famoso explorador polar Robert Peary.

Ya estoy pecando de largo con esta entrada. Así que terminaré presentándoles al archipiélago Svalbard. Estas islas pertenecientes a Noruega son muy interesantes, entre otras cosas, porque en su ciudad capital, Longyearbyen, tiene sede el centro de estudios universitarios más septentrional del mundo (78ºN), el University Centre in Svalbard, para estudios científicos y técnicos árticos.

En el mismo archipiélago funciona (oficialmente desde febrero de 2008) la "Bóveda Global de Semillas de Svalbard" (el "Arca" de las semillas), proyecto financiado por Noruega en donde se aloja gratuitamente a millones de semillas en más de 1400 especies, enviadas desde distintos países del mundo para preservarlas de los riesgos de desaparición por catástrofes o cambio climático.

"Amigos, voy a dejarlos, ya está mi parte cumplida...", decía un cantor. Para ver paisajes y asombrarse con más datos de estos lugares árticos, pueden seguir los enlaces que sembré a lo largo del camino.

(Foto: Alert vía Weather underground)

5 comentarios:

Fernando dijo...

Querido Juan Ignacio:

¡Qué estupenda foto!

Seguro que si F. se fija, verá algunos mimichs paseándose por la nieve.

¿O es mimiches?

F.

Juan Ignacio dijo...

¡No sé, no domino el plural en ruso!

Fernando dijo...

Pregúntaselo a F.: él, sin duda, sabrá aclarártelo.

F.

PD: Me alegro de que no os afectara mucho la humareda. Aquí, en España, nunca hemos pasado de quemar neumáticos en las carreteras. Habrá que probar con vuestro sistema.

Juan Ignacio dijo...

Los neumáticos tardan en apagarse y largan peor olor...

Fernando dijo...

Dejémoslo como en el post inicial: "peces Mimich".

F.