domingo, 7 de septiembre de 2008

Arranque con política

El cuarto aniversario me encontró lejos de Marechal, cuya obra o misma biografía ha dado mucho contenido a este blog. Y en estos comienzos del quinto año, sin querer volví a él. Fue porque tuve que ir a una librería, fue porque allí había una edición nueva de “Cuaderno de Navegación”, fue porque esa edición decía incluir el texto “El poeta depuesto”, fue porque después busqué el texto en mi tomo de Obras Completas, fue porque allí encontré una sentencia estremecedora.
(...) Y sostengo ahora que la gran virtud del justicialismo fue la de convertir una “masa numeral” en un “pueblo esencial”, hecho asombroso que muchos no entienden aún, y cuya intelección será indispensable a los que deseen explicar el justicialismo en sus ulterioridades inmediatas y mediatas, o a los que se pregunten por qué, desde 1955, nuestro país es ingobernable”.
¡Uh! No se precipiten. Sé que hay mucho que discutir. ¿Qué es esa virtud del justicialismo? ¿Quién dijo que eso es una virtud? ¿Quién dijo que eso es lo que sucedió o en cambio es sólo lo que Marechal vio? ¿Quién dijo que el país fue ingobernable? ¿Qué hubiera dicho Marechal si hubiera visto la tercera presidencia de Perón?
Lo sé, lo sé, pero... ¿Lo dicho por Marechal no les trae a la cabeza eso que se escucha hoy, que se dice hoy, de que pareciera que sólo podríamos ser gobernados por gobiernos peronistas? Concédanle al menos el acierto en la visión a Marechal. Después veremos si el suceso que él dice fue algo afortunado o no.
Viera usted que curioso, este blog arrancando su quinto año y hablando de política...

4 comentarios:

Fernando dijo...

Querido Juan Ignacio:

Me gusta la política, así que no me parece nada mal que el V Año del blog empiece por un post político. Ojalá de vez en cuando pongas un comentario, aunque sea breve, sobre la vida política argentina. ¿Qué fue de la crisis apocalíptica que tuvisteis hasta la famosa votación del Senado?

El peronismo, para un europeo, para un español, es un fenómeno fascinante. Por definición los partidos llegan, gobiernan, repiten si las cosas van bien y se van si las cosas van mal. Que esta regla no funcione a veces, que los partidos repitan y repitan aunque las cosas vayan mal o muy mal, hace pensar en que ese partido ha contactado con una fibra muy íntima del ser de una nación o de una región. En España ocurre eso con los socialistas en las regiones pobres del sur, con los populares en las regiones agrarias del norte y con los nacionalistas en el País Vasco.

¿Es así en el caso vuestro? ¿Hay un punto peculiar del carácter argentino que se siente especialmente reflejado con el peronismo, vayan bien o mal las cosas, haya crisis o no? Si no recuerdo mal, esto llegó a su máximo la primera vez en que eligieron a Néstor Kirschner, en que su competidor era ... ¡otro peronista!

(Qué largo, ¿no?)

Juan Ignacio dijo...

Sé muy poco de política pero lo que te puedo decir es que si el peronismo ha tenido tanto "éxito" es tanto por cosas buenas como por cosas malas. Mucho del bien que hizo fue legítimo, pero mucho fue ilégítimo, digamos, si tenemos en cuenta los medios empleados. Por otro lado, los beneficios sociales o las leyes laborales son álgo bueno en general, pero malas algunas actitudes demagogas o de populacherismo que incitan al odio o a la vagancia. En fin... ya lo dije, no soy muy bueno en estas cosas...

Ah, por cierto, no me preguntes que tienen en común Perón, Menem y Kirchner, pero todos se proclamaron peronistas. Eso también es muy raro. Peronista parece ser quien logra atraer a las "masas populares". Con todo lo bueno y lo malo que eso pueda tener.

Gracias por tu interés. Tener que escribir lo que uno piensa (como en esta respuesta) lo ayuda a uno a pensarlo mejor.

Fernando dijo...

Querido Juan Ignacio:

Me parece interesante lo que te comenté: el vínculo muy profundo que debe haber entre una mayoría de los argentinos y el peronismo, como algo propio de la familia. Desde un punto de vista europeo, donde los partidos ganan y pierden, suben y bajan, es incomprensible lo que tú decías en el post inicial: ¿es que el país está condenado a ser gobernado por esta gente?

Juan Ignacio dijo...

La verdad es que ya no sé quien es "esa gente" porque con la foto de Perón y la marcha de fondo ha pasado todo tipo de personajes.