sábado, 16 de mayo de 2009

A (great) little bit of Ortodoxia

Es momento de hacer mención de Ortodoxia, que terminé hace poco. Genial libro de apologética lleno de energía, alegría, razón y fe. (Y referencias británicas. ¡Ah, GK, como me hiciste transpirar!).
¿Qué postales del viaje dejarles? No puedo hacer un resumen de las mejores, no puedo ni siquiera intentar una reseña de este libro. Haré como cuando uno vio muchas veces el álbum y por un tiempo toma afecto a una foto, que no es quizás representativa del momento, pero por una razón personal le tiene afecto.
Nunca lo había leído, nunca lo había escuchado así en ningún catecismo, ni en doce años de Marianistas, ni en seis de Universidad Católica. Dice Chesterton:

Y la frase radical de todo el teísmo cristiano fue esta: que Dios fue un creador, como es creador un artista. Un poeta, está tan separado de su poema, que habla de él como si fuera una insignificancia que ha "arrojado". Aún al proyectarlo es como si se despojara de él. Este principio de que toda creación o procreación es una ruptura, por lo menos tratándose del cosmos, es tan consistente como el principio evolucionista, que dice que todo crecimiento es una ramificación. Una mujer al tener un hijo pierde un hijo. Toda creación es separación. Un nacimiento es una separación tan solemne como la muerte.
El primer principio filosófico cristiano era que este divorcio existente en el acto
divino de crear (tal como se separa el poeta del poema y la madre del recién nacido), fue la verdadera descripción del acto por el cual la absoluta energía hizo al mundo. Según muchos filósofos, Dios haciendo al mundo, lo esclavizó. Según el Cristianismo, lo liberó al hacerlo.

(La traducción corresponde a la edición de Editorial Porrúa, México 1998).

6 comentarios:

Fernando dijo...

Hola, Juan Ignacio. Me das envidia, pues hace tiempo intenté leer el libro que citas y, asombrosamente, no lo encontré, ni para comprarlo, ni para pedirlo en las bibliotecas públicas. Pude leer Heterodoxia y otros ensayos del gran Chesterton, pero éste no.

Chesterton: sólo le conocía como novelista. Cuando me animé a leer sus ensayos, con el fondo católico, me asombró por dos cosas muy importante:

·Porque a veces uno siente que ser católico o cristiano es algo pesado, en contraste con lo bien que lo pasan los ateos, y en sus libros queda claro que ser cristiano, y más aún católico, es una gran suerte.

·Porque a veces uno piensa que la Iglesia le obliga a creer en cosas incomprensibles, y en sus libros queda claro -también- que la Iglesia siempre tiene razón y propone cosas razonables; que uno no sea capaz de comprenderlas no es culpa de la Iglesia, sino de uno mismo y de su corta inteligencia.


(((¿Y el cambio de poner enlaces en la derecha del blog??? La verdad, me abruma ver el mío entre tanta gente brillante y santa)))))

ecazes dijo...

Definitivamente, tengo que leer ese libro...
"Una mujer al tener un hijo pierde un hijo. Toda creación es separación..."
Y es tal cual. Y si sigues por esos tenores, luego de la separación, sigue un eterno conocerse.
Gracias. Me has sacudido la modorra mañananera.

Natalio Ruiz dijo...

Efectivamente, son tantos y tan buenas las cosas que se pueden decir o citar de ese libro que cualquier reseña o cita es mutilación.

En lo personal me hace volver siempre a esa cuestión tan reiterada de la paradoja o a aquello del círculo y la Cruz.

Respetos.

Natalio

Juan Ignacio dijo...

Fernando, on line está y si lo imprimís para uso personal creo que no estás haciendo mal. No es lo mismo, ya lo sé.

Con el tiempo fui leyendo más cosas de Chesterton y pienso que este es uno de los primeros que hay que leer, se entienden así mejor muchas otras cosas que dice el inglés en otros libros.

Es muy cierto lo que decís en los dos puntos.

(Y sí, puse un bloglist, así puedo seguir mejor a mis preferidos).

Ecazes, me alegro que te haya servido para un lunes, en los cuales es difícil arrancar.

Natalio, has reseñado ideas muy principales. Es un buen principio de resumen.

Saludes.

Cecilia dijo...

Hola! El año pasado, en el marco del centenario de la primera edición de Ortodoxia, editorial San Pablo publicó "Ortodoxia". Es de la Colección Pilares, el Nº 6.
Abrazo en Cristo!

hna josefina dijo...

Tendría que leerlo de nuevo.
Como tantos de Chesterton.
¡Qué bueno que los vayas descubriendo!¡Ya van leyendo varios!