domingo, 4 de abril de 2010

Pascua de Resurrección

A las doce, en el silencio del barrio y de la noche, sonaron las campanas del convento. Lo escuchamos y lo comentamos. Feliz coincidencia, a las doce y veinte ya llegaba en mi libro de la historia de Cristo al relato del día de la Resurrección.
Hoy a la mañana, con el mate, los chicos abrieron un huevo de Pascua. Para tener derecho a abrirlo, el mayor tuvo que decir qué se celebraba. Es una forma de no olvidar el verdadero sentido de la fiesta.
Aunque las monjas del ya mencionado convento, que hacen y venden huevos, dieron también su explicación. A ver qué les parece (clic para agrandar)...

7 comentarios:

Mae dijo...

¿Santa Escolástica? Me vinieron a la mente las dos semanas santas que pasé ahí. Inolvidables, porque en uno de esos retiros de silencio hablé demasiado y me hice una amiga del alma.
Felicidades para los cuatro!

Juan Ignacio dijo...

Igualmente, E., para Uds.

Natalio Ruiz dijo...

Yo también pensé en Santa Escolástica...

Hace mucho escuché la explicación del sentido del huevo con sus colores amarillo de la yema y blanco como muerte y vida. Y su sentido en la rosca pascual.

Pero no lo recuerdo. Tiro el dato por si alguno lo conoce o recuerda exactamente.

Mi niña de 3 años al ser pregunatada por el motivo de la celebración resumió hermosamente: "Que Jesús está vivo". Y es un asunto para meditar si nos quedamos con la pascua como paso (que a mí me gusta mucho) o sólo el resultado, que Jesús está vivo.

¡Felices Pascuas de Resurrección!

Respetos pascuales.

Natalio

Fernando dijo...

Hola, Juan Ignacio, feliz Pascua con retraso.

El convento cerca de tu casa es todo un descubrimiento. Pensé que la única iglesia de tu barrio era la parroquia, la parroquia progre donde teneis que cantar brazos en alto. ¿No tienen las hermanas capilla, con culto público?

Oye, a ver si Dios nos ayuda, a ver si esta vez los buenos propósitos de Pascua se mantienen y llegan, al menos, hasta la Ascensión, ¿verdad?

Juan Ignacio dijo...

Natalio,
Es esa efectivamente.
No recuerdo el sentido de la rosca, pero que buenos puntos de reflexión y qué linda anécdota. Creo que el paso es necesario, imposible olvidarlo, perdería todo sentido.

Fernando,
Con las hermanas podés rezar la Liturgia de las Horas y participar de la misa, ellas por una nave que tiene rejas porque son de clausura y el resto de los fieles por una nave lateral.
Es sin duda algo reconfortante poder participar de esas celebraciones.
Es a la vez difícil para alguien con chicos. Además la misa los domingos es a las 9 de la mañana (nada extraordinario pero es una exigencia adicional). Por lo cual vamos más seguido a la Parroquia, donde tienen el patio cuando "no pueden" permanecer adentro.
No es tan, tan progre, digamos que es de un progresismo normal para lo que se ve en otros lados por aquí.

hna. josefina dijo...

Muy benedictino me pareció.
Por lo de transmitir la Historia... en un aspecto bastante pintoresco por cierto ¿no?
Y también por su modo de presentarlo.

Fernando dijo...

Gracias por la aclaración, Juan Ignacio. Pensaba que ibas a la Misa de la parroquia un poco a disgusto, descontento de su ambiente. Me alegra mucho ver que no es así.