martes, 17 de agosto de 2010

Dios y la pelota

El Big Bang está muy lindo. Hasta lo hace quedar bien a Dios, una obra magnífica. El Big Crunch como cierre también es muy interesante, muy apocalíptico.

Ahora bien, eso del Big Crunch antes y Big Bang después, o lo que llaman Big Bounce (Gran Rebote), es interesante pero, a mi gusto, tiene un sinsabor. Es como que quisieran tapar un origen espectacular. Es como que ya que los creyentes dijeron que eso de Dios haciendo un Big Bang no les parecía tan mal, los científicos ateos ya se tenían que buscar otra cosa.

El inicio de los tiempos o el origen de la existencia siempre fue un pensamiento difícil de soportar. Entonces hay una nueva idea. Un rebote, un Big Bounce, va y viene, nunca empieza ni termina. Hace olvidar un poco del principio y el final y los tranquiliza.

Entonces me imagino a los científicos de lo más orondos con sus cálculos y a un niño que se acerca y les pregunta: “¿Y cuándo empezó el Big Bounce?” Bueno, espero no arruinárselas del todo, pero yo ya me estaba imaginando a Dios haciendo la pelota y poniéndose a picarla.

Hasta el enceste final.

17 comentarios:

AleMamá dijo...

No se vaya a enojar Tatita Dios y tal como un niño, pesque la "pelota" ¡y se la lleve para su Casa!
Nos lo mereceríamos.
Saludos

Fernando dijo...

Este tema es muy interesante, incluso para uno como yo, de letras, poco entendido en la física. Si uno es ateo ¿cómo empezó todo? Si el Universo existe desde siempre, desde el infinito, ¿no debería ser todo mucho más viejo de lo que ya lo es? Ahí vienen el Big Bang y esas otras expresiones que tú citas y el Eterno Retorno de Nietzsche, todo se repite una y mil veces.

Estoy leyendo un libro algo superificial sobre 101 problemas filósoficos, no muy profundos. Hay uno que me recuerda a tu post. El Universo ¿tiene límites, es infinito? Si tiene límites ¿qué hay más allá, qué pasa si uno llega al límite y tira una pelota más allá? Claro, -explica el libro- a lo mejor el Universo no tiene tres dimensiones, como creemos acá, sino que es como una esfera o una elipse o ...

¡Hasta pronto!

Anónimo dijo...

La misma respuesta que de usted a "cuando empezó Dios" será valida para la pregunta de su hipotético niño. "No empezó, el universo simplemente es"

NGG dijo...

Canasta de tres.

Juan Ignacio dijo...

Alemamá, mientras sea a su casa...

Fernando, si el universo existe desde siempre, el universo es lo que llamamos Dios. ¡Pero eso sería panteísmo!

Anónimo, a nadie con algo de inquietud conforma eso de "simplemente es". Quien se conforma con eso es como si renunciara casi a la escencia del hombre. Por más que no crea en Dios, y todo sea para Ud. una evolución biológica, el hombre ha evolucionado hasta este estadio en que tiene pensamiento reflexivo y se pregunta por estas cosas. Negarlo o acallarlo sería lo mismo que negar la realidad humana.

NGG, y en el último segundo. Bienvenido.

NGG dijo...

¡Bien hallado!
Te encontré gracias al vídeo de Mes aieux Degeneration, aquí me topé con el blog de un amigo y compañero de infancia ( El sur es el norte )y en este descubrí a Enrique García Maíquez que, casualmente, vive en mi pueblo y estudió en mi colegio.
Todo un super Bing,Bang,Bung...... y tiro porque me toca.
Saludos

Anónimo dijo...

Pues, qué es Dios? Cómo se originó? La única respuesta a eso es "simplemente es" (o si lo prefieres, "simplemente Es"), con palabras no muy distintas lo dice Él mismo. Atribuirle la caracteristica divina de "simplemente ser" al universo responde la pregunta de tu hipotetico niño. Decir que a nadie le satisface que algo "simplemente sea" deja a Dios en orsay. Porque las mismas preguntas que haces sobre el universo las puedes hacer sobre Dios. Y las mismas respuestas que des sobre Dios las puedes dar sobre el universo (y empezar a decirle -como hacen unos cuantos- Universo, con mayusculas)

Juan Ignacio dijo...

A eso quería llegar, estimado Anónimo. Dios y el universo no es lo mismo. Te salteas siglos de Teología o simplemente de pensamiento humano.

Y precisamente el hecho de la existencia de la Teología es todo lo opuesto a conformarse con un "Dios simplemente es".

Frente a todo lo existente es natural y humano preguntarse cosas como: ¿Qué dio origen a lo existente? o ¿Para qué existe lo que existe?

Dios es (por lo menos, sin siquiera hablar de fe) lo que da respuesta a todo eso. Siquiera el concepto.

Pero el universo no encaja en esa definición de Dios. Y el universo sin origen ni fin queda como un sinsentido. Un Dios muerto que se mueve por algún proceso... "inexplicable". Otra vez falta la respuesta.

O peor que eso. Sólo un "simplemente es", lo cual, te repito, no conforma a nadie con un mínimo de inquietud.

Llegando al fondo, todo radica en aceptar como legítimas esas preguntas que nos hacemos naturalmente: ¿Qué dio origen a lo existente? o ¿Para qué existe lo que existe? Aceptar el sentido religioso del hombre.

Juan Ignacio dijo...

NGG, increíble bing bang bung.

NGG dijo...

Así es, Juan tocayo, te visitaré a menudo.
Saludos desde el sur....que es el norte( Javier dixit )

Javier de Navascués dijo...

Eh, NGG, qué gusto ver que por ¡"aquí (también) estamos"!

Javier de Navascués dijo...

La respuesta de que el Universo "es" y punto se la leì por primera vez a Guillermo Martínez, el escritor argentino y matemático. Puede resultar convincente para quien no quiera ir mas allá y pensar que todo es y ya. Tiene, además, su saborcito de mística oriental, por mucho que se disfrace de razonamiento científico. Pero sigue sin ofrecer respuesta (ni válida ni inválida), lo que, en buena lógica, conduce a una especie de nihilismo anestesiante muy propio del pensamiento débil.

Juan Ignacio dijo...

Gracias Javier por el aporte. El problema es querer usar la ciencia para darse las respuestas que van más allá de la ciencia.
A la inversa también, no se puede juzgar una teoría científica en su valor científico sólo usando conceptos religiosos.
(Y no está dicho aquí pero la teoría del Big Bounce suena de lo más interesante).

¡Ah, y me alegro por el encuentro!

Anónimo dijo...

La respuesta "el universo es" no seria cientifica, la respuesta cientifica correcta es "no es una pregunta permisible dentro de las reglas de este juego" (la definicion del metodo de la ciencia determina qué tipo de preguntas es capaz de hacer) Los cientificistas usan su prestigio de cientificos para hablar de lo que no saben.

Pero el punto sigue incluso sin ser ciencia: toda respuesta que sea aceptable acerca de cómo empezó a existir Dios será aceptable acerca de cómo empezó a existir el universo. Son ustedes capaces de responder con algo distinto de "Dios es" a la pregunta "cómo empezó Dios a Ser?" Fijense que Él mismo dice "Soy", sin entrar en teologías más complicadas, Le parece respuesta suficiente...

Razonamiento: Dios simplemente es, sin ser causado (esta es una premisa que ustedes deben aceptar, dado su catolicismo) => existe al menos un ser que existe sin ser causado => puede existir un ser incausado.

Aqui sigue un salto que es "no sabemos si el universo es causado, podria no serlo", la demostración de que es causado les toca a ustedes.

Por otro parte, que las respuestas no conformen no significa que sean falsas. Pretender que por que yo me pregunte algo deba existir una respuesta es una chiquilinada ("me merezco una respuesta") Que yo quiera un plato de comida cada noche no es motivo suficiente para que lo haya. Pretender que porque se quiera (o necesite) algo, ese algo deba existir no es razonable.

Juan Ignacio dijo...

Podría suscribir al primer párrafo letra por letra.
El tema del origen del universo, de la causa, así como de su sentido, excede a la ciencia. No es un tema de ciencia.

Ya fuera del campo de la ciencia, el título de Dios se lo debería reservar a Ud. a algo o alguien que, por sólo decir algunas características, este más allá de lo físico, más allá del tiempo y del espacio, sea creador voluntario de todo lo que existe, etc.

Una categoría que debe ser superior al hombre y como tal tener sus atributos y más y así ser su creador (así como el hombre tiene más atributos que lo inanimado y crea cosas dentro del campo de lo material).

En esa categoría no se halla el universo. Definitivamente. (Si Ud. insiste se me ocurre que llegaríamos a lo que fue llamado panteísmo, "las cosas son Dios".

En cuanto a las preguntas a las que me refiero no son un capricho o un reclamo de derecho. No estoy exigiendo una respuesta a dichas preguntas. Pero no puedo negar que son cosa natural que el hombre se haga esas preguntas.

El hombre crea, y entonces se pregunta: ¿Alguien me creó a mí?

Frente a eso hay dos caminos. Buscar respuestas que nunc aserán plenas pero son parcialmente satisfactorias. O decir: "yo simplemente soy", que es lo mismo que no buscar más respuestas.

Así es el concepto que los creyentes tenemos de los llamados "misterios". Los misterios son preguntas que tenemos que hacernos y tratar de respondernos dirante toda la vida y no evitarlas con una respuesta que no es tal.

Creemos que de la búsqueda permanente de esas respuestas está hecha la felicidad y no de una falsa "aceptación", que no es sino "resignación", una renuncia a una inquietud interna.

El problema está muy relacionado con nuestra educación infantil. No todo lo que piden los chicos son caprichos. A veces son necesidades. Nuestras preguntas por el origen y sentido de lo que existe no es un capricho, es una necesidad. Basta tomarse uno un poco en serio.

Anónimo dijo...

A ver, respondame la pregunta "cómo empieza a ser Dios?" con una respuesta que no valga para la pregunta "cómo empieza a ser el Universo?"

La única respuesta válida que conozco a "cómo empieza a ser Dios?" es "Dios es". Respuesta que dan el cristianismo y judaísmo.

Si esa respuesta es válida para Dios también ha de poder serlo -en principio- para el universo. Que sea falsa para el universo es una cosa, que sea una respuesta inaceptable es otra cosa. Si su postura es que la respuesta es inaceptable tendrán que dar una respuesta distinta a la pregunta sobre Dios (y se apartarán del credo que profesan) Si la postura es que la respuesta es falsa, muy bien, podemos coincidir en eso, pero toca demostrar la falsedad, no simplemente descartar la posibilidad.

Juan Ignacio dijo...

Si quiere respondo a su pregunta, seré lo más preciso posible.

¿Como empezó Dios?
Yo no diría Dios es (si se entendiera "es" en forma confusa). Yo diría Dios es eterno. Eso lo dice mi religión y quizàs sea más útil para explicar.

Eterno no es "mucho tiempo" o "infinito tiempo". Eterno es que está más allá del tiempo. Así entiende el cristianismo la eternidad.

Esta respuesta, para su satisfacción, no se puede aplicar al universo (o estaría mal hacerlo).

El universo NO es eterno. Porque el universo está en el tiempo, es suceptible de tiempo, es una realidad inmersa en el tiempo (y en el espacio).

Espero ser más claro así.