miércoles, 17 de octubre de 2012

Es la muerte del blog

¡Así que estabán allá…!
Esos que creíamos ausentes, porque sus blogs fueron muriendo.
O esos que creíamos lejos, porque sus blogs dejaron de actualizarse tan frecuentemente.
Los hacíamos ocupados, a full, transpirando, corriendo de acá para allá en la “vida real”.
Y no. Era que estaban en Facebook.

Facebook es la muerte del blog.

6 comentarios:

Diego dijo...

Je, je. Espero que no suceda lo propio con el dueño de "Aquístamo'".

Juan Ignacio dijo...

Sería terrible.
De algo hay que morirse, dicen, pero preferiría que sea por otra causa.

AleMamá dijo...

No te mueras nunca.

No es ni de lejos lo mismo estar acá que twitear o "feisbuquear". Lo demás se pierde en lo profundo del sitio y acá las cosas quedan un rato más largo, además que hay que fijarse más, por eso mismo, qué es lo que publicaremos.

Saludos

Mae dijo...

Jaja, yo soy de esas. Terrible. El domingo pasé por tu casa y les toqué el timbre. No estaban. Ya pasaremos otra vez :)

Juan Ignacio dijo...

¡Eso, Alemamá, vamos "la resistencia" del blog!

Mae, me dijo M. que pasaron y no estábamos. Qué terriblemente mala suerte. Gracias por haberse acordado de nosotros. Un abrazo a todos (o uno pa' cada uno).

hna. josefina dijo...

Abrí Facebook hace bastante tiempo para ver cómo era, y si nos servía para la comunicación entre las hermanas de la congregación.
Casi nunca entro. Sólo alguna vez para cosas de mis sobrinos.
Me asustaste. Creí que se estaba muriendo tu blog.
Saludos.