jueves, 13 de diciembre de 2007

Privilegios


¡Quién fuera un genio, para poder andar despeinado sin problemas!

8 comentarios:

E. G-Máiquez dijo...

Je, je. Tiene un poema el mismo Chesterton en que hace una defensa bastante graciosa del despeinado con pelo a lo Beethoven

Moro dijo...

Ni que hablar de Papini.

Saludos.

Juan Ignacio dijo...

Veo que hay varios personajes más para ilustrar esta entrada.

Por cierto sería bueno conocer aquel poema, lo buscaré.

Milkus Maximus dijo...

Qué lástima: aunque yo fuese un genio innegable, jamás podría ostentar mi genialidad en un despeinado.
Y bueh ... privilegios ...

Juan Ignacio dijo...

¡Jo! ¡Por cierto!

Yasser dijo...

¿Será que hay que despeinarse para ser genio?

Juan Ignacio dijo...

No sé si alcanza. Eso sí, a los despeinados les está totalmente permitido ser genios...

Karla dijo...

jajaja, ese es mi sueño...
Soy católica.