miércoles, 18 de junio de 2008

Alter mundi - V. Bután


De nuestro principal colaborador en Asia nos llegó la siguiente carta.

Estimado Juan Ignacio:

_____Como puedo comprobar, está posteando de las cosas más variadas. ¿Qué le parece una entrada que trate sobre el Reino de Bután? Creo que bien podría encajar en la serie Alter mundi.

_____Bután es un reino perdido y encontrado en el medio del Himalaya. Es una de las 196 naciones que podrá encontrar en su Almanaque Mundial 2008. Y si no pertenece a la categoría de las monarquías absolutas, a la que Ud. se refirió en la última entrada de la serie, es porque en 1998 el rey Jigme Singye Wangchuck decidió dejar de nombrar a los integrantes del Consejo de Ministros y que se elijan en comicios abiertos.

_____Bután, país que los locales llaman Druk Yul (la tierra del dragón de truenos), es una nación muy estrechamente ligada por sus orígenes con el Tibet y donde el budismo llegó en el siglo VIII. Tuvo una fuerte unificación y forja de identidad nacional en el siglo XVII y a finales del siglo XIX supero otra etapa de divisiones internas a través del líder Ugyen Wangchuck, con colaboración inglesa. Finalmente la independencia fue conseguida en 1949.

_____El haber dicho que era un reino perdido y encontrado se refiere a que este país enclavado en las altas montañas tuvo con su tercer rey, Jigme Dorji Wangchuck, una política de gradual exposición al mundo exterior. Bután termina en 1964 su primera carretera pavimentada, los medios de comunicación internacionales entran al país por primera vez en 1974 (cuando se corona Jigme Singye, el rey que ascendió al trono a los 17 años), el teléfono llega en los años sesenta (aunque recién en 2006 se puede telefonear desde zonas rurales) y la televisión en 1999.

_____Claro, esto da para muchas reflexiones. ¿Han elegido lo mejor para adquirir de occidente? ¿Sabrán los butaneses manejar los adelantos tecnológicos, que están ahora conociendo, mejor que lo que lo ha hecho el resto del mundo?

_____En todo caso, Bután no debe perder esa característica que hace que muchos lo llamen uno de los paraísos del mundo (un Shangri-La o la mítica ciudad budista Shambhala): setenta por ciento de su superficie cubierta de bosques, cinco mil especies de plantas (de las cuales 300 son “medicinales”), ciento ochenta especies animales, una arquitectura única (como las de las fortalezas Dzong, una de las cuales se ve en la foto que le envío) y sobre todo, serenidad de vida.

_____Sé que lo tentaré de hacer un viaje a Bután si le digo que hay pocos turistas y la posibilidad de contacto con la gente local quizás le pueda pegar algo del estilo de vida. Eso sí, a pesar de todo no podrá ir en carpa, asegúrese de tener al menos cien dólares por día para gastar.

_____Sin otro particular y esperando no haberme extendido demasiado, lo saluda cordialmente,

_______________________________Un colaborador.

12 comentarios:

Fernando dijo...

Querido Juan Ignacio:

¿Realmente tienes un colaborador en Asia, o es una ficción literaria? Si es real, enhorabuena, esto hace subir el caché de tu blog. Hum... Por los tiempos verbales intuyo que no es argentino, sino español o chileno, aunque en este punto no estaría seguro.

Me gusta mucho la idea de un país que ha vivido aislado y que, muy poco a poco, va entrando en contacto con el resto del mundo. Seguro que en Argentina pasa lo mismo que en España: hay zonas pobres, sin interés económico ni turístico, que han vivido cerradas sobre si mismas, “reinos perdidos y encontrados”, y que ahora, cuando lo más turístico es ir a zonas poco turísticas, se ponen de moda. Como Bután nos pilla algo lejos, en España vamos a la región de Extremadura, de donde salieron algunos de los más grandes colonizadores de América. Allí, todos los pueblos tiene teléfono, televisión y panadería, pero sólo hay una autopista, apenas hay grandes superficies comerciales y apenas hay macro-cines (por lo que yo conozco, claro). Lo bueno es que, como ocurre con los bosques idílicos de Bután, apenas hay urbanizaciones, apenas se han talado árboles, apenas hay industrias contaminantes, apenas hay prisas. Supongo, ya digo, que ocurre igual en Argentina o en cualquier país grande.

Llama a tu corresponsal, o escríbele, y dile que te aclare lo de “tener al menos cien dólares por día para gastar”: ¿cómo es que un país tan poco turístico exige tal nivel de gasto? ¿No será que han montado casinos y divertimientos similares?

F.

Juan Ignacio dijo...

Es verdad, quedó un poco misterioso eso de los cien dólares. Parece ser que el reino restringe así el turismo. Lo del colaborador es una "ficción literaria", como decís. Quería ponerle un toque de originalidad a estos relatos. Gracias por ese dato de Extremadura, si alguna vez viajo a España...

Juan Ignacio dijo...

Por cierto, el comienzo de la carta se quiere asemejar a una que está en el relato "La peluca morada" de "La sabiduría del Padre Brown".

Estimado Nutt:
Como puedo comprobar, está trabajando en las cosas más variadas, ¿qué le parece un artículo sobre ese extraño asunto...

fernando dijo...

Querido Juan Ignacio:

Has sido ingenuo al no mantener la ficción. Si hubieras dicho: "Sí, es un amigo mío chileno, que vive en Tokio y viaja por toda Asia y por toda Oceanía" nos lo habríamos creído, y podrías empezar todas tus crónicas con ese truco. Además, eso te permitiría poner en su pluma opiniones bárbaras, alegando que son de él, no tuyas. En cuanto a lo de anotar Extremadura para cuando vengas por aquí, muy bien, pero hay 20 o 25 sitios más importantes para ver.

Con tanta risa no hemos comentado lo más profundo que decía tu desvanecido comentarista: "¿Sabrán los butaneses manejar los adelantos tecnológicos que están ahora conociendo mejor que lo que lo ha hecho el resto del mundo?" Qué importante es esto, ¿no? Me hago una lista de los errores o excesos que ha provocado el admirable avance tecnológico actual: consumismo, destrucción del medio ambiente, insolidaridad, mal uso del sexo, aberraciones en materia de vida y genética, superficialidad, pérdida de tiempo, incomunicación en lo importante, ... Parte de ello se habría dado igual sin tanto avance, pero parte no, así que espero que los butaneses [?] se preserven, en la medida de lo posible, de tantas plagas.

F.

hna josefina dijo...

¡Muy bueno! ¿De dónde sacás esos datos? ¿Del almanaque 2008?

Juan Ignacio dijo...

Fernando, suelo pecar de ingenuo, pero bueno...

Anduve pensando que quizás la llegada de la TV, el verdadero opio de los pueblos, quizás les afecte, aunque por otro lado quizás también se pueda colar Cristo, que se vale de cualquier medio.

Josefina, los datos los tomo de Internet basados en los pocos que descubro en el Almanaque, que es el que despertó la curiosidad.

Alemamá dijo...

Podrías hacer un post sobre Guinea Ecuatorial Sólo son medio millón de habitantes, "negritos que hablan castellano" según me dijo en un comentario Juanma en este post* bajo el nombre de Nómadas

Saludos, linda foto.

DE LA MANO DE TERESA DE JESUS dijo...

Me llamo la atencion el articulo. Y me crei totalmente lo del colaborador.

Saludos

Milkus Maximus dijo...

Pues ya que estamos de sugerencias, me atrevo a sugerirte una nueva categoría de alter mundi, y son los "mundi" dentro de otros.
La primera pista va con trampa, porque te doy el nombre latino antiguo: "Ebudae"

Juan Ignacio dijo...

Gracias Alemamá, De la mano y Milkus, y veré qué puedo hacer...

AleMamá dijo...

¡Oye, qué bueno! Juanma estará contento. ¿Le avisaste?
Un abrazo grande

Anónimo dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.