viernes, 3 de junio de 2011

Renovación

Sí, sí, pasa rápido el año. Y si la entrada anterior fue una alerta por el ritmo de vida, esta es un consejo para el riesgo de la rutina. Cosa que no hago yo, sino que me valgo de un poema del señor Aquilino Duque que me traje desde Compostela.

Renovación

Si dices la verdad no la repitas.
Sólo el que miente insiste.
Hay que cantar siempre algo nuevo,
nacer un poco cada día.
No permitas que el tiempo te aprisione
en su círculo mágico. Cada aurora es distinta,
y lo que anoche se te derrumbaba
se yergue con el alba más triunfante que nunca.
El hombre sólo es libre cuando mira adelante.
Solamente es feliz quien se inventa el destino.
En la rueda del año, para algunos monótona,
todo revive y se renueva:
el hijo, el libro, el árbol,
y esta bendita lluvia mientras arde
el fuego del hogar
y arma su gran guiñol la fantasía.


[Guiñol: (Del fr. guignol). m. Representación teatral por medio de títeres movidos con las manos.]

4 comentarios:

Javier de Navascués dijo...

Qué gran poeta es Aquilino.

Milkus Maximus dijo...

MUY bueno Juan Ignacio, gracias por compartirlo!!

Fernando dijo...

"Solamente es feliz quien se inventa el destino".

Acá tendría yo que decir lo que dice el maestro García Maíquez en su blog: "los poemas más míos los han escrito otros".

AleMamá dijo...

El entero poema es precioso y cirto, pero ésto me tocó especialmente: "Cada aurora es distinta,
y lo que anoche se te derrumbaba
se yergue con el alba más triunfante que nunca."