jueves, 4 de agosto de 2011

Diamante

Otro más-que-recomendado es Jorge Fandermole. Según quien nos lo presentó hace tiempo, no es fácil conseguir su último disco, “Pequeños mundos”. De allí les traje alguna vez la canción “Ay, deseo”. Les traigo ahora “Diamante”.

(Creo, pero esto es solo algo personal, que “Ay, deseo”, “Necesitaría”, “Solo” y “Diamante” están relacionadas y describen una evolución en un sentimiento, que probablemente haya tenido el autor).



Diamante

Me han regalado un diamante
y no se qué hacer con tanta luz;
abro mi mano un instante
y brilla hasta el cielo limpiando el azul.

Es sobre todas las cosas
mi piedra preciosa invisible en su faz
y en el envés transparente
su forma latente se vuelve real.

Quién sabe por qué misterio
elige mi pecho para anidar;
de qué incendiado silencio vendrá,
de qué punto del mapa estelar.

Me agujereó la camisa
marcándome dentro su cronicidad,
su pulsar de lejanía
con relojería de puro cristal.

Ahora voy ya sin aliento
planeando en el viento y llevándolo al mar.
Voy a arrojarlo a la espuma
entre el agua y la duna y a verlo brillar.

No puedo llevar conmigo
este brillo cautivo, esta piedra lunar;
en mi campo oscurecido
su luz de infinito no puede durar;

y él fulgura, fulgura,
y me ciega su precioso don;
fulgura, criatura,
libre de la noche de mi corazón.

A veces llega del cielo
un presente que nunca nadie previó;
pero existe uno tan bello
del que no quisiera tomar posesión.

Vino su luz del vacío
y me duele ponerlo de nuevo a viajar;
este regalo tardío
no puede ser mío sino del azar.

Ahora voy ya sin aliento
planeando en el viento y llevándolo al mar.
Voy a arrojarlo a la espuma
entre el agua y la duna y a verlo brillar.

No puedo llevar conmigo
este brillo cautivo, esta piedra lunar;
en mi campo oscurecido
su luz de infinito no puede durar;

y él fulgura, fulgura,
y me ciega su precioso don;
fulgura, criatura,
libre de la noche de mi corazón.

Fulgura, fulgura,
y me ciega su precioso don;
fulgura, criatura,
libre de la noche de mi corazón.

7 comentarios:

Milkus Maximus dijo...

Conocí el tema hace un par de meses y me encantó. Más que adecuado para quienes tenemos alguno de estos "diamantes", o más de uno. Bah: yo no puedo dejar de mirar los míos cuando escucho la canción ;)

Mae dijo...

De Fandermole acabo de conocer "Oración del remanso". La cantó una amiga hace poco en una guitarreada y me quedó grabadísima. Abrazos a la flia.

AleMamá dijo...

Oye, ¡qué linda letra! Ya había oido otras que nos propusiste.

Saludos

Juan Ignacio dijo...

Escuché esa interpretación, Milkus.
Pero cuando la estuve escuchando estos días, después de mucho tiempo, pensé que podría ser otra cosa. Podría ser una idea, o un amor imposible... Salvo que el mismo Fandermole haya dicho que la interpretación es la que decís...

Mae, Oración del remanso es una canción del disco anterior que también es soberbio. Y esa canción es increíble.

Pero seguro escuchamos a Fandermole antes de saberlo, porque muchos cantantes como Baglietto cantaron sus canciones. El icono creo que es "Sueñero".

Alemamá, me alegro que te haya gustado.

Fernando dijo...

Qué bonito; gracias.

Andrés dijo...

Si les gustó el tema en la versión de su autor, esperen a escuchar esta versión de Sandra Corizzo (genial música rosarina), acompañada por el mismo Fander en guitarra y coros:
http://luispescetti.com/wp-content/canciones/mp3-de-otros/Diamante_CORIZZO.mp3
Página de Sandra: http://www.sandracorizzo.com.ar/
Su MySpace: http://www.myspace.com/sandracorizzo

Anónimo dijo...

Escuchaste algo de Llopis? Se me hace que puede gustarte.