lunes, 5 de marzo de 2007

Feliz cumpleaños a mí

Muchas veces he pensado que no es bueno pedir el regalo, ni pedir al que cumple años que elija el regalo. “¿Qué querés que te regale?”, pregunta la gente. Una vez llegué a responder, como enarbolando el estandarte de una causa, que no lo iba a decir, que no es bueno eso de pedir lo que uno quiere que le regalen, que es mejor estar abierto a “lo que venga” y a la vez dar al otro la oportunidad de pensar en uno y tomarse el trabajo de elegirle algo especial.

No es que no siga siendo defensor de esa idea. Lo soy. Lo que pasa es que también soy débil. He caído, he fallado a mi causa y ahora me avergüenza un poco haber sido antes tan determinante.

Caí, sí. Armé una lista de libros que me gustaría que me regalen. Y la distribuí. Era una lista pequeña pero surtida. Un poco cargada de Chesterton, por cierto. Con algo de Ratzinger, algo de Victor Hugo (sí, en serio), algo de Shakespeare (¿otra vez?) y unas cosas difíciles, que nadie encontraría, de Fray Luis de León o referidas a Marechal.

Y algo recibí, sí señor. Algo de los ingleses (del gordo y del bardo) y algo del francés (sí, en serio).
Pero además me han vestido muy bien, y ya he empezado a lucir las nuevas prendas en público. Recibí además una “minitorta matinal” y un dibujo de un dinosaurio y un águila. Y fuimos con el autor del dibujo al jardín de infantes, acto inaugural.

Más no se puede pedir.
(Gracias a Dios por este aniversario).

17 comentarios:

hna josefina dijo...

¡Muy feliz cumple!
Yo agrego a tu lista de regalos, mi Misa de mañana, porque para la de hoy me he enterado tarde.

Juan Ignacio dijo...

¡Muchas gracias, Hermana Josefina!

Y muchas gracias a Ecazes que se adelantó y me felicitó en la entrada anterior.

E. G-Máiquez dijo...

Muchas felicidades y gracias por esta entrada, que es una fiesta de cumpleaños. Yo, de la piñata, me llevo eso de el gordo y el bardo, que me ha encantado.

ARP dijo...

Muchas felicidades. Rezaré por ti (por vosotros).

XavMP dijo...

Bueno, feliz cumpleaños.
Voy a agendarlo para el año que viene (sin ayuda de Yahoo no soy nada).

To del francés leí una novela dramática que me encanto "L'homme qui rit", el hombre que ríe.

Milkus Maximus dijo...

Me parece perfecto: ¿Nunca pensaste que es una gran ayuda para quienes nos toca regalar, saber de las necesidades y gustos reales del homenajeado, sin necesidad de andar jugando a las adivinanzas?
Muy Feliz Cumpleaños!!!
Que disfrutes de este día,
que disfrutes de tus regalos,
que disfrutes de tu familia,
y que Dios te colme de bendiciones extra en este día ;)

Jesús Sanz Rioja dijo...

Felicidades y felices lecturas. El franchute, el progre de él, escribe muy bien, en efecto. Cuando puedas híncale el diente a "El 93".

Cruz y Fierro dijo...

¡Muchas felicidades!

Un abrazo

Juan Ignacio dijo...

¡Muchas gracias a todos!

Julian dijo...

Esto es una gran sorpresa...nunca me dijiste que tenias un blog.

Y si no fuera porque lo descubri gracias a los datos que me tira Wordpress de quienes entra y por cual link, nunca me hubiera enterado.

Ahora si ,ya lo pongo en el blogroll.
Ahh, y como te dije por email..FELIZ CUMPLE....

Y muy bueno tu blog...todavia me falta terminar de leer, pero desde ya te digo que esta muy bueno...

Juan Ignacio dijo...

Tanto como “nunca me hubiera enterado” no sé… Después de todo: Nada hay encubierto que no haya de ser revelado. (Cfr. Mt. 10, 26)

Cristian dijo...

Juan Ignacio:
Feliz cumpleaños atrasado, y bueno yo te regalo oración y un link en mi blog... eso último sonó pretencioso... Jejejeje. Bendiciones.

mendigo dijo...

FEliz cumple y todo lo mejor!!!
disculpa lo tarde

Eduardo Mangiarotti dijo...

¡Feliz Aniversario, Juan Ignacio! Me alegro por vos y los tuyos.

Juan Ignacio dijo...

¡Gracias por sus saludos y regalos!

Eduardo Mangiarotti dijo...

Juan, me fui de Aránzazu este lunes a mi nuevo destino como sacerdote después del diaconado y los primeros meses de cura. Ahora estoy en Sta. Rita, en Boulogne.

Moro dijo...

Feliz cumpleaños, atrasadísimo por cierto.
¿Regalos? Te ofrezco, desde Jujuy, una intención del próximo rezo de laudes.