sábado, 27 de enero de 2007

Status: viator

Juan Pablo II se avergonzaría de mí (era él, creo, el que rechazaba la idea de “tiempo libre”; porque todo el tiempo nuestro debe ser tiempo “libre”, tanto el tiempo de trabajo como el de descanso). Se avergonzaría de mí porque al dejar el trabajo hoy, último día antes de las vacaciones, me fui cantando el negro spiritual ¡Oh, freedom!.
No more typing, no more mailing, no more meetings over me (coro: over me!). Al menos por un par de semanas.
Y pasado mañana ese ritual inigualable: salir a la calle en remera a las cinco o seis de la mañana y disfrutar de la fresca del verano mientras se carga el auto. Mientras ya hay algo de luz pero la gente aún no salió a la calle. Y escuchar los ruidos de los preparativos en el silencio del barrio. Luego la ruta, unos mates...
¡Ah! Me olvidaba de poner el cartelito: “Cerrado por unos días. Dueño de viaje. Nos vemos a la vuelta”.

5 comentarios:

E. G-Máiquez dijo...

Buen viaje

Milkus Maximus dijo...

Felices vacaciones: que descansen y que la pasen excelente!!

hna josefina dijo...

¡Que les vaya regio!
¡Ah! No vayan a tomar mate mientras conducen.

XavMP dijo...

Buenas Vacaciones.
A descansar neuronas.

mendigo dijo...

Descansa y todo lo mejor!!
un gran abrazo!