martes, 7 de agosto de 2007

¡Más de esos locos, por favor!


Enamorate de esta foto (clic para agrandar). ¿Alguna receta del mundo te dice que de ese modo y en ese lugar podrías encontrar la felicidad? (¿Dudás que esa gente la pueda tener?)
¡Locos! Traer un niño al mundo en esas condiciones... ¡Más de esos locos, por favor!
(El mundo no se cae por ahí, el mundo se está rompiendo por otro lado. Esa, la de la foto, es la gente que nos puede ayudar a nosotros).

6 comentarios:

Pedro Barahona dijo...

Muy buena la foto, el mundo no se rompe por su lado sino por el nuestro.
Aprovecho para decirte que me he pasado a blogger.
http://blocdenotas2.blogspot.com/

.::.Sólo ALE.::. dijo...

La verdad es que el mayor tesoro que deben tener es tenerse a ellos mismos. Se ven felices, y no necesitaban tanto, al parecer, sólo que no por eso debemos dejar de repartir para que el mundo sea más justo.
Un abrazo.¡cómo va tu nen@? (guagua)

Juan Ignacio dijo...

Gracias por los comentarios. Bien por el detalle, "sólo ale". El hecho es que nos ayudan en dos formas, haciendo que los ayudemos materialmente y enseñándonos algunas cosas de la vida.
Saludos.

hna josefina dijo...

¡Totalmente de acuerdo!
Con la entrada y con los comentarios...
Voy descubriendo que es mucha mayor nuestra pobreza, de tener demasiado y no saber compartir, que la de los que no tienen tanto y pueden ser más plenamente.
Hasta, a veces, 'ayudando' nos ponemos de arriba a abajo y tampoco entonces somos más plenamente.
Ojalá se entienda lo que quisiera decir.

Néstor Aparicio dijo...

El secreto es que todo lo suyo está dentro; así valoran una nueva vida, no como un obstáculo a tener más sino como un avance en ese "ser más".

Juan Ignacio dijo...

Se entiende, HJ. Gracias a ambos últimos por los comentarios, muy buenos.