miércoles, 28 de mayo de 2008

¡No saben lo que piden!

Pintaste el cielo de la mañana con un gris monocromático. Era tan desolador el panorama que daba la impresión de que el sol no hubiera estado nunca ni nunca fuera a estar. Mientras caminaba me calentaba con la lectura de tu Palabra (Mc 10, 32-45).
Hoy la historia de esos dos insensatos. ¡No saben lo que piden! Pero Jesús les dará algo de lo que piden (de lo que ellos aseguran que podrán hacer; esa fe brava que me recuerda a Pedro en el episodio del lavatorio de los pies). Beberán su cáliz y recibirán su bautismo. Qué querrá decir eso algún día el Paráclito se los revelará. Y sabrán lo que pidieron. Y sabrán lo que se les dará. Sabrán lo que no sabían que pedían, sabrán lo que veladamente estaban pidiendo, sabrán que Dios da lo que necesitamos, que es lo que verdaderamente queremos.
Y mientras tanto: el más grande será el que sirve a los demás. Vayan y practiquen eso. Lo demás corresponde al Padre.

4 comentarios:

Fernando dijo...

Me gusta mucho que hayas recordado este pasaje, porque uno de los grandes asuntos del cristianismo es que, por muy entusiasmado que esté uno con su fe, por muy profundamente que crea, siempre hay el riesgo de no perseverar. Tú citas Mc 10,32-45, pero es el mismo drama que Lc 22,33-34: San Pedro, en la Última Cena, creía que tendría fuerzas para ir con Jesús hasta el final, y en un par de horas todo se vino abajo.

Frente a la angustia que esto nos puede provocar, la paz que da la regla fácil de Jesús en Lc 6, 47-49: no hagas grandes planes de futuro, cumple los fáciles mandatos del Evangelio hoy, 29 de mayo, y mañana, 30 de mayo, y el sábado, 31 de mayo, y tu casa será una casa edificada en roca firme, hasta el último día.

F.

("Pintaste el cielo de la mañana con un gris monocromático". Qué bonito, es como de un cuadro del pintor Friedrich. Hago cálculos y veo que el mayo argentino es equivalente al noviembre español: comprendo tu desolación)

Alemamá dijo...

Lo has dicho muy bien. Somos aficionados a las promesas, pero "otra cosa es con guitarra", como siempre. Lo mejor es hacer como un santo dijo:"no pedir nada; no rechazar nada" (creo que era san Francisco de Sales; no soy tan buena para las citas como tu, jeje)

Lord´s Sword dijo...

eyy hermoso tu post... muchos saludos

Juan Ignacio dijo...

Gracias por los comentarios. Saludos.