lunes, 22 de mayo de 2006

Status viatoris XV

En una entrada me comentaba Sangre Azul: “A mí me gusta viajar para volver a mi lugar”. Y yo divagaba un poco con eso: “Si después de este mundo volveremos al Padre, y si ese es "nuestro lugar", el gusto por volver a nuestro lugar (esta vez terrenal) quizás sea un reflejo de nuestro deseo de volver al Padre”.

¿Podemos decir que volvemos al Padre? Si hay alguien que “volvió” al Padre, ese fue Jesús. Pero, ¿nosotros? A nosotros nos dijo cuál es el camino. Pero eso no quiere decir que “hayamos estado antes”.

Nuestros padres han vivido en el Paraíso. Pero nosotros no. Nacemos con el pecado de ellos. Nacemos en esta tierra.

¿Estuvimos alguna vez con el Padre? Fuimos creados por él, conoce hasta el último de nuestros cabellos, ya nos conocía antes de que estuviéramos en el seno de nuestras madres (lo cual no quiere decir que existiéramos antes de estar en el seno de nuestras madres, supongo), pero no podemos decir que estuvimos con Él. No somos como las ideas encarnadas de Platón, que venimos “a pasar un tiempo” y luego volveremos.

Quizás entonces, nuestro gusto por volver a “nuestro lugar” está asociado a otras cosas. Tiempos felices, o importantes de algun modo en nuestras vidas, tiempos esos que los vivimos en “ese lugar”; la presencia de parientes queridos que extrañamos; otras razones.

Claro que, si viví los momentos más felices o están allí los que amo, ese es un lugar en el que Dios está más presente que en otros, ¿no?

11 comentarios:

Cruz y Fierro dijo...

Con eso de viajar para volver al lugar del comienzo, me recuerda el cuentito de Chesterton de ese explorador que dio la vuelta al mundo para terminar "descubriendo" su pago. No me acuerdo si en "Ortodoxia" o en "El hombre eterno" se refiere a esto.

Anónimo dijo...

Perdone, ¿qué quiere decir con "volver al Padre"? ¿Y los que somos huérfanos de éste?

Juan Ignacio dijo...

Y lo que decís me hace acordar a la chacarera "Entre a mi pago sin golpear".

Fue mucho mi penar
Andando lejos del pago
Tanto correr
Pa' llegar a ningún lado
Y estaba en donde nací
Lo que buscaba por ahí.


Es oro la amistad
Que no se compra ni vende
Solo se da
Cuando en el pecho se siente
No es algo que se ha de usar
Cuando te sirva y nada más.

Así es como se dan
En la amistad mis paisanos
Sus manos son
Pancacho y mate cebado
Y la flor de la humildad
Suele su rancho perfumar.


La vida me han prestao
Y tengo que devolverla
Cuando el creador
Me llame para la entrega
Que mis huesos, piel y sal
Abonen mi suelo natal.

La luna es un terrón
que alumbra con luz prestada
Solo al cantor
Que canta coplas del alma
Le estalla en el corazón
El sol que trepa por su voz.

Cantor para cantar
Si nada dicen tus versos
¡Ay! Para qué
Vas a callar al silencio
Si es el silencio un cantor
Lleno de duendes en la voz.

Mi pueblo es un cantor
Que canta la chacarera
No ha de cantar
Lo que muy dentro no sienta
Cuando lo quiera escuchar
Entre a mi pago sin golpear.


La vida me han presta'o...

Saludos.

José Luis dijo...

Ya que estamos telúricos, aquí te mando la letra de una zamba (para mí es de las mejores).
Decime si no se ajusta a tu homo viator:

Jujuy cuándo volveré
ya me estoy volviendo tiempo
y cada día la vida
me está llevando más lejos.
La vida me encadenó
de la distancia estoy preso.

Palomas lleguen volando
y díganle a mis pagos
que las lluvias que lo mojan
soy yo que lo estoy llorando.
Ay cuándo podré volver
volver en coplas y en canto.

Estribillo
Jujuy si muero sin verte
le pedire a los cielos
que me tiren como lluvia
y florecer en tus cerros.
Que me tiren como lluvia
y florecer en tus cerros.

Podré volver cuando el viento
arriero de mil caminos
corra soplando hacia el Norte
tropeliando mi destino.
Y encerrarlo en un corral
de lapacho florecido.

O volver hecho zamba
enredado en mi guitarra
con el trueno de los bombos
baguala de las tormentas.
Y cabalgando en un eco
quedar maniado a mi tierra.

----------------
Esta semana voy a Buenos Aires. Si me queda un minuto libre te llamo.

Juan Ignacio dijo...

Padre con mayúscula se refiere a Dios; eso quise decir.
Saludos.

Juan Ignacio dijo...

Muy buena zamba. ¿Se la puede encontrar por qué intérprete?

Y esperamos tus noticias.

hna josefina dijo...

'Nos hiciste Señor para ti, y nuetro corazón está inquieto hasta que descanse en ti' S.Agustín.
El libro "Hombrevida", de Chesterton, habla de eso ¿no,cruz y fierro?.
¡JI esa chacarera es preciosa!

Cruz y Fierro dijo...

Si no me equivoco, la zamba es de "Los de Jujuy" --al menos ellos la cantan.

"Hombrevida" puede ser. Tendria que ponerme a buscar... (a veces mi memoria no ayuda).

Juan Ignacio dijo...

Voy a tomar dos entradas de Ens que me vinieron de perlas para reflexioanar sobre esto de volver al padre. Si les interesa, deben leer primero ésta, para entender esta otra.

Juan Ignacio dijo...

Que haya tomado unas entradas de Ens para pensar más acerca de lo que escribí en esta entrada puede haber parecido caprichoso. Pero quizás no. En la tercer entrada, Eduardo hace mención a la frase de San Agustín con la que Hermana Josefina me comentó esta entrada. Así que algo de relación puede haber. No estoy tan loco si aplico las ideas "eduardianas" de nostalgia y presencia a mis pensamientos acerca de "ir o volver al Señor".

Sangre Azul dijo...

Gracioso. Yo pensaba en esa zamba cuando comenté. Y no, no es de Los de Jujuy, es mucho más vieja. Una versión linda es la de Tomás Lipán. Los de Jujuy son muy aparatosos ¿no te parece, don Cruz?