jueves, 13 de julio de 2006

Pensar, decir, opinion, seguridad

Leyendo a Enrique (pero no refiriéndome a él) llegué a pensar que a fuerza de no decir lo que se piensa, con la intención de ser “políticamente correctos”, llegamos a no pensar nada. Y por eso no se puede decir: “¡Digamos lo que pensamos!”, sino que hay que reclamar: “¡Pensemos!”
Claro que eso no es negar lo que dice Hernán. Porque hay veces en que existe el (injusto) requerimiento de “tener una opinión formada” de todo. Y pensar que tenemos que tener opinión de todo sí que es un prurito deplorable, como lo llama él mismo.
Pareciera que hoy hay que tener opinión formada de todas las cosas. Lo que no se puede es estar seguro de algo, eso sí que no. Menos aún si se trata de pensamientos profundos acerca de la vida y otras cuestiones elevadas. Pareciera ser que seguridad es intolerancia. Pero si seguridad es intolerancia, ¿cómo se llama a la intolerancia de la seguridad?

10 comentarios:

Rodríguez dijo...

Este tipo de pensamientos me han complicado la vida muchas veces. He comprobado que la gente sencilla dice las verdades del barquero sean o no politicamente correctas y sin hacerse demasiados lios, aplicando el sentido común; y precisamente, como es gente sencilla, si están equivocados rectifican y no se complican mas.

Juan Ignacio dijo...

Pos claro!", diría algún amigo mexicano.

Jose Menchon dijo...

Creo que uno SI puede estar seguro de algo, pero precisamente por eso lo ha de decir con humildad y respeto. El que grita y no respeta, es que quiere imponer ¿será por inseguridad?

Saludos

Juan Ignacio dijo...

Pos seguro!", diría el mismo amigo mexicano, contento de que los comentaristas sigan perfeccionando la entrada con estas precisiones.

E. G-Máiquez dijo...

Cierto: todo el mundo tiene que tener UNA opinión formada, pero una, la misma. Lo malo es tener OTRA opinión o incluso otra duda, que a veces hasta es peor.

Juan Ignacio dijo...

El amigo mexicano está exultante.

Buenos puntos: lo de rectificarse, el de la inseguridad oculta y ahora: "peor una duda que una opinión distinta". Me quedo más que pensando...

dhhdgdfhg dijo...

Saludos
Pensemos claro! siempre hay que hacerlo, pero pensar y mantenerse callado es el colmo!! por ello pienso y digo, pienso y pego un grito, porque quiero que me escuchen y mejor aún (aquí me paso de cursi pero es verdad): pienso y digo (no callo) a ver si hay otro loco como y lograr gritar más fuerte y que nos escuche el mundo entero, porque si no hablo me muero!!
saludos
Carlos

Juan Ignacio dijo...

Si no supiera que eres venezolano diría que eres el mexicano exultante, por el ímpetu que le has puesto.

Por supuesto, señor ApostolCarlos, ¡a hablar, a hablar!

Un trabajador de la UCAM dijo...

Estimados contertulios,
perdonad que interfiera con un mensaje que no es propiamente la temática de la cual habláis, sin embargo se trata de un tema que interesa mucho a cualquier católico.
Soy un trabajador de la Universidad Católica San Antonio (Murcia) y quiero poner en conocimiento vuestro el escándalo tan grande que está ocurriendo en esta institución con respecto a su presidente. Esto hace un gran daño a la Iglesia por lo que os ruego vuestro apoyo moral y una oración por que sea Dios quien de verdad nos dirija.
Hay un blog en el que numerosos profesores y personal de administración y servicios describen lo que está ocurriendo. Podéis visitarlo en la siguiente dirección:

http://murciaconfidencial.blogspot.com/2006/07/el-ceu-podra-abrir-otra-universidad.html

Juan Ignacio dijo...

Iremos a ver...