domingo, 15 de octubre de 2006

Reflejos familiares

A la noche fuimos a un casamiento.
Cuando uno se prepara para salir, se mira al espejo para terminar de ver los detalles. El hombre se ajusta la corbata. La mujer cuida la terminación del maquillaje.
Pero ustedes, ¿alguna vez se han mirado juntos al espejo? Luego de esos detalles que uno corrige, ¿se han visto en el espejo como quedan como matrimonio?
No me refiero a combinación de colores, ni a fabricar poses de cómo entrar o no entrar a la fiesta. Me refiero a que somos uno, y por eso, no sería nada malo mirarse juntos en el espejo.
Ayer, al partir para un casamiento, se me ocurrió hacerlo. Y pensé que podía tener alguna relación con aquello de la foto completa de Enrique.
Algo más. Después, y si Francisco hubiera ido (estuvo a punto), no hubiera estado nada mal mirarse otra vez todos juntos. Para familias numerosas hay que ver cómo se puede conseguir espejos talla especial. Y si no, la vidriera de un negocio cercano.

9 comentarios:

hna josefina dijo...

¡Muy bueno!

E. G-Máiquez dijo...

Estaba leyendo tu entrada, encantado con la idea, tan bonita, cuando de pronto me he visto enlazado... Muchas gracias, y espero no estropear la cosa. Hay mucha más vida en un espejo que en una foto.

Ecazes dijo...

pues es cuestión de quien o donde.
Para familias grandes: espejos de pared a pared, para matrimonios con mucha diferencia de tamaños (cualquier parecido con la realidad...) uno de esos largos y estrechos alcanza.
Muy buen planteamiento
PD: entre mi esposo y yo tambien hay una buena diferencia de altura, justo la necesaria para que compartamos el espejo en momentos de apremio, sin conflictos

Juan Ignacio dijo...

Eso es verdad, nosotros podemos compartir un espejo si de mirarse la cara al mismo tiempo se trata. Veo que lo sabías.

Saludos para todos.

Ecazes dijo...

«Quien entrega su vida por amor,
la gana para siempre»,
dice el Señor.
Que tu santo patrón te lleve de la mano, por el camino que conduce al Amor Perfecto.
Felicidades en el día de tu santo!

Dal dijo...

¡Qué gran entrada! ¡Qué gran idea! Me he propuesto ponerla en práctica. Gracias

dhhdgdfhg dijo...

Auqnue no vivo con mi esposa por ahora, siempre nos miramos en el espejo y no sé (diré algo cursi) yo la veo bellísima, y verla a mi lado me hace muy feliz.
un gran abrazo
Carlos

Rodríguez dijo...

Muy bueno, me miraré mas al espejo con mi mujer.

Juan Ignacio dijo...

Me alegro que haya prendido la idea...

(Y que ApostolCarlos ya lo haga).