martes, 10 de octubre de 2006

Subte (encontré una foto)

Como no soy poeta y nací en una época en donde abunda el uso y abuso de las imágenes (en detrimento de las palabras); y aunque tengo pretensiones de nadador contracorriente; para hablarles del subterráneo tomaré una foto. Esta foto, que descubrí hoy, podría decir qué es el subte... para mí.
Para ustedes:

Y luego el balbuceo: misterioso (en una acepción popular de la palabra); intrigante (no me gusta tanto como la versión popular de misterioso); mucho soñé de chico; estaciones inmensas y vacías; una película argentina llamada Moebius (trenes fantasma que vagaban sin fin por las vías subterráneas y estaciones imaginarias); gusto por los caminos y sus mapas; saber cómo ir de aquí a allá; trago saliva, sigo...

[Foto de fotolog.com/subtes]

7 comentarios:

Cruz y Fierro dijo...

Cuando era chico, Mama nos llevaba a pasear en el subte "A" sentados adelante (o atras).

Sobre el tema de las vacunas de rubeola mira http://radiocristiandad.wordpress.com/ (consejo: no mires quien lo dice, sino lo que dice).

Saludos

Juan Ignacio dijo...

¡El subte A era mi subte, porque soy caballitense "nyc"!

Juan Ignacio dijo...

Me has despertado muchos recuerdos, Cruz y Fierro. Todos los niños luchábamos por entrar primero y conseguir esos asientos. Y la vista que se obtenía de ahí era realmente impactante. No dudaría que de esas imágenes se formaban algunos sueños.
Saludos.

Ululatus sapiens, S. I. dijo...

Yo adoro las palabras, pero he de admitir que me derrito siempre ante una imagen bella, o bien, tentadora, ¿por qué no?

Muy buenos descubrimientos fotográficos, Ignacio.

Saludos.

Juan Ignacio dijo...

¡Me alegro que te haya gustado el subte de Buenos Aires, Ululatus!

natalia dijo...

yo viajaba en subte, mucho y he viajado por muchos subtes dle mundo, hace tiempo tenia los mapas subterraneos de mas de 10 ciudades pegados en la pared y ahora ya hace rato que no me gusta viajar en subte, es como si hubiera perdido su magia, sobre todo porque lo relacionaba con su correlato metafórico de andar por debajo de la tierra y como estoy elevandome un poco een este momento prefiero el tren, sarmiento, san martin, sobre todo por sus contrastes ininterrumpidos que me hablan del paisaje urbano mientras me alejan hacia las afueras....tambien con su correlato metaforico en este caso.
saludos

Juan Ignacio dijo...

Yo conocí al tren de más grande así que quizás el subte mantiene cierto encanto por haber sido parte de mi niñez. Lo mismo que la gran ciudad que, aunque difícil y cansadora, me debe gustar por haber nacido ahí.
Saludos.