domingo, 4 de junio de 2006

Enciende en nuestros corazones...

…el fuego de tu amor.

Que está apagado.
Que no se enciende con nada.
Que se llena de propósitos de grandes llamas.
Que se deja apagar con el agua del mundo.

Que no sabemos encenderlo.
Que Tú sólo puedes hacerlo.

¡Ven, Espíritu Santo!

3 comentarios:

hna josefina dijo...

¡Ven Espíritu Santo!

Rodríguez dijo...

El otro dia leí que el Espíritu Santo es como la electricidad, no se ve, pero sin él no funciona nada.

Juan Ignacio dijo...

Como el aire...