jueves, 15 de junio de 2006

"Mi" fiebre mundialista

No pensarán que por no ser un tipo eminentemente futbolístico tengo anticuerpos para la fiebre mundialista (me refiero al campeonato mundial de fútbol).
La verdad es que tengo, sí, algo de la enfermedad. La mía no es del tipo netamente futbolística sino que tiene algo de estadística y otro algo de cuento de hadas. De estadística porque me pongo a calcular las chances de los equipos: puntos, diferencia de gol, etc.; llevo mi fixture al día. De cuento de hadas por eso de las batallas que son los partidos, con banderas, escudos y todo; el gol a último minuto, la remontada, dar vuelta un resultado; cosas de los cuentos fantásticos, que tan bien explican la vida y sus combates diarios.

11 comentarios:

Ecazes dijo...

Ampáranos Señor.
Y yo esperando que termine este "certámen" para ver al mundo volver a la sensatez...
....(??? sensatez??)

Arp dijo...

¡Vaya, un 6-0! ¿Envidia de la madre patria, quizás?
No he visto el partido, pero ha debido de ser formidable.

Juan Ignacio dijo...

Buen punto, Ecasez. Quizás, en cierta forma, con cierta medida, en cierto lugar y para ciertas personas, sea mejor disfrutar un partido de un mundial que enfrascarse en otras actividades mucho más "correctas" y "sensatas".

Tomar esto con delicadas pinzas, que tiene muchas aristas.

Juan Ignacio dijo...

Arp, fue un partido genial. Lindo juego con toques y muy efectivo. ¡Golazos!

Por supuesto, al igual que Uds., la mayoría ya siente que seremos campeones. Mal o bien: somos así.

(Creo que debemos ser un poquito más moderados. ¡Pero con semejante partido reconozco que se hace difícil! Y si lo digo ahora me matan).

Pero... ¡qué lindo juego! Aunque perdamos todos los partidos restantes, prefiero que juguemos así.

Nos vemos en la final.

Ecazes dijo...

Me rindo

Juan Ignacio dijo...

No hay de qué rendirse.

A propósito: escribí mal tu nombre antes, disculpame.

hna josefina dijo...

¡Un partidazo!
Por el lado que lo mires: Una verdadera fiesta. Jugaron regio, lo gozaron, no hubo comilones y tampoco fue sucio... Y, para rematar, con ese modo de futbol ¡latinoamericano que parece una danza!
Realmente fue lindísimo, todos.
Y, como somos los argentinos de emotivos, me parece que los va a agrandar un montón para los que sigan.
Ah! No sé que dirán los de Servia y Montenegro, pero a los nuestros hoy le salían todas.

Ecazes dijo...

No hay de qué disculparse

Rodríguez dijo...

Seis-cero: no se que mas decir.

Juan Ignacio dijo...

Parece tenis. Pero está mal que yo lo diga.

E. G-Máiquez dijo...

Mi relación con el fútbol es exactamente igual que la tuya, qué casualidad. Los anticuerpos funcionan con la liga, pero con el mundial se rinden.