miércoles, 12 de abril de 2006

Miércoles santo (traición)

En algunos lugares de América, las imágenes de Cristo crucificado muestran una llaga profunda en la mejilla izquierda del Señor. Y cuentan que esa llaga representa el beso de Judas. ¡Tan grande es el dolor que nuestros pecados causan a Jesús!

(De aquí).

En algunos lugares de México existen Cristos de talla, cubiertos de heridas, que llevan en la mejilla una llaga especialmente honda, llena de sangre, a la que llaman el beso de Judas. Es el beso traidor del amigo, las negaciones de quienes debíamos estar más cerca... Entonces le preguntarán: ¿qué heridas son esas...? Y responderá: Son las que recibí en la casa de mis amigos (Zac. 13, 6)

(De aquí).

2 comentarios:

dhhdgdfhg dijo...

Wow eso no l osabía, preguntaré por el Nazareno de San Pablo a ver si lo tiene. Esta características es sól ode América'
Saludos

Juan Ignacio dijo...

No sé si es sólo de América, parece serlo...