lunes, 17 de abril de 2006

Status viatoris VII

Me gusta planear los viajes. Y en los viajes me gustan las paradas. Y aunque suene contradictorio, me gustan las paradas porque me gustan los viajes. Porque me gustan los viajes, me gusta que el viaje dure. Y para que dure, jalonarlo de paradas. (¡Uf!).
En las paradas se disfruta mirando hacia atrás y hacia adelante [*].
Pero también me gusta ponerme a prueba como viajero. Y para eso proponerme grandes trechos sin parar (buenos trechos, hechos con esfuerzo, hacen posible aquello de disfrutar mirando hacia atrás). Rebuscárselas de a dos o tres para cebar mates y tomarlos, dormir siestas, engañar con algo al estómago. Todo sin parar, para llegar al objetivo prefijado.
Estos son unos viajes. Los viajes en auto. Los viajes en tren merecen otro capítulo.
¿En la foto? Un Opel K 180. Creo que es el auto en que más viajé. Que fue cuando yo no planeaba los viajes ni manejaba. Pero sin duda cuando les tomé el gusto.
[*] ¿hacia adelante o hacia delante?

4 comentarios:

dhhdgdfhg dijo...

Me gusta viajar pero no me gustan losaccidentes de autos, no sé por qué el ser humano se empeña en estrellarse a cada rato. No sé por qué pero tres veces he viajado con curas manejando, y corren como unos locos. Será que piensan que van directo al Cielo, y si generan un choque?. Acá hablando hablando de temas para relajarse. Me gusta más viajar en tren pero en m ipaís no hay trenes salvo el metro.
un abarzo
Carlos

Juan Ignacio dijo...

Mi viejo siempre manejo tranquilo al Opel, además, de cuando yo lo recuerdo, no era 0 km. Así que no podía correr aunque quisiera.

Ahora que lo dices, ¡yo también conozco varios accidentes de autos de curas!

¡Qué cosa! ¿No?

dhhdgdfhg dijo...

malo malo! oye el que "aconseja juzga"? Nuestro Señor tuvo enemigos?
saludos

Juan Ignacio dijo...

¡Qué preguntas!
A la uno digo "no".
A la dos digo "si".