viernes, 10 de junio de 2005

De Colombia, folklore y leyenda


Parece que hubo quien derrotó al diablo en lides* artísticas. Lo que Santos Vega no pudo con guitarra sí lo hizo, con acordeón, allá por Colombia, el vallenato Francisco el Hombre. Aún no sé como usar bien el adjetivo, que se aplica, por lo que yo veo, a música, instrumentos, personas; canto vallenato, folklore colombiano.

He encontrado
varias versiones de la leyenda, he aquí una:

Narra la leyenda que una noche al regresar Francisco después de una parranda de varios días y al ir hacia su pueblo, para distraerse en la soledad de la noche, abrió el acordeón y, sobre su burro, como era usual en aquella época, empezó a interpretar sus melodías; de pronto, al terminar una pieza, surgió de inmediato el repertorio de otro acordeonero, que desafiante trataba de superarlo; de inmediato Francisco marchó hacia él hasta tenerlo a la vista; su competidor, para sorpresa, era Satanás, quien al instante se sentó sobre las raíces de un árbol, abrió su acordeón, y con las notas que le brotaban hizo apagar la luna y todas las estrellas. El mundo se sumergió en una oscuridad tal, que sólo los ojos de Satanás resplandecían como tizones. Sus notas eran las de un gran maestro; algunos dicen que de ese encuentro nació el canto del Amor-Amor, pues Francisco, dueño de grandes virtudes y poseído de mucha fe, lejos de acobardarse con la abrasadora oscuridad, abrió su acordeón e hizo sonar tan hermosa melodía y la magia de la misma devolvió la luz a la luna y a las estrellas, infligiendo mucho temor del demonio. Después clamó a Dios y entonó el Credo al revés con la potencia de su voz, de tal suerte que el demonio, vencido, exhaló un terrible alarido y con su acordeón a rastras huyó hacia las montañas donde se perdió para siempre.

No sé qué sentido tiene eso del Credo al revés, y hay lugares en que eso no lo mencionan. También hay quienes
dan vida y obra de este tal Francisco, pero no me atrevería a tomar como verdaderas algunas fechas y sucesos que encontré ya que, como aquí, hay mucha utilización simbólica de su nombre.

Muy pintón este
folklore, muy nombrador de los lugares su tierra y de sus costumbres, de sus amores, su gente y sus fiestas; autores muy orgullosos (no es raro que un cantante se nombre a sí mismo en las letras). Y acordeón sin parar.

En un
disco folklórico de Carlos Vives (¡!) que compré de guapo y resultó ser uno de los que siempre vuelvo a escuchar, hay muestra bastante. Pueden escuchar parte del disco aquí, yo les dejo una de las canciones que, sin ser la más famosa o la mejor, se me antojó dejar. De Adolfo Pacheco, "La hamaca grande":

Compadre Ramón (bis)
le hago la visita
pa´que me acepte la invitación
quiero con afecto
llevar al Valle cofres de plata
Una bella serenata
con música de acordeón (bis)
Con notas y con folclor
de la tierra de la hamaca

Acompañenme (bis)
a un collar de cumbia sanjacintera
llevo en mi canto
con Adolfo Pacheco
y un viejo son de Toño Fernandez
Y llevo una Hamaca Grande
más grande que el cerro e´Maco (bis)

Pa´que el pueblo vallenato
meciéndose en ella cante

Y conseguiré (bis)
a un indio Parofo
y su vieja gaita que solo cuenta
historias sagradas
que antepasados recuerdo´ esconde
Pa´que hermosamente toque
y se diga cuando venga (bis)

Que también tiene leyenda
cual la de Francisco el Hombre.
* ¿por qué Word no me deja escribir "lides" y sí "lid"?

6 comentarios:

Sangre Azul dijo...

Debe ser alguna tradición vieja, quizá española, porque se ve en varias culturas esos duelos musicales con el Diablo. Incluso hay una película yanqui en la que el protagonista hace un duelo de guitarras eléctricas con un representante de Belzebú y le gana tocando Beethoven.

Juan Ignacio dijo...

Creo que la que decís es esta.
http://www.imdb.com/title/tt0090888/

Sangre Azul dijo...

Es esa misma.
Mirá, acá hay otra versión de los duelos http://victorian.fortunecity.com/milton/410/tematico/juansinr.htm

Jesus Ballesteros dijo...

Lo del credo al reves NO tiene sentido pero segun una de las versiones de la leyenda (Son muchas) decía que Francisco el hombre quería cantar el credo al derecho pero la fuerza del diablo era tal que no se lo permitía por lo que le tocó cantar el credo al revés para poder vencerlo. Un saludo..

Anónimo dijo...

pero es verdad o mentira la historia de francisco el hombre????

Juan Ignacio dijo...

pero qué pregunta es esa