sábado, 2 de diciembre de 2006

Alegría postal


Costumbre acostumbrada la de las tarjetas empresariales de salutación. Ya próximas “las fiestas”, me llegó en estos días una distinta, una con un atractivo especial: la estampilla.
Se trataba de la reproducción de una pintura con el título: “Madona (sic) y paloma”, de Alfredo Guttero. Y parece ser que es parte de la nueva serie de estampillas de Navidad de 2006, que cuenta con dos estampillas. Una es la mencionada y la otra es una imagen, del mismo autor, que muestra a María y al Arcángel Gabriel al momento de la Anunciación.
Claro que, ya habiendo una con la Anunciación, me hubiera gustado que en la otra estuvieran la Madonna y el niño, como parece haber sido en 2005 (¡Qué imágenes! Una ilustra esta entrada). O que dijera Espíritu Santo en vez de paloma (y que estuviera por encima de la Virgen).
Pero bien, la sorpresa de enterarme que en las estampillas nacionales figuran (y han figurado recientemente) estos motivos me causa una alegría tan grande que supera cualquier crítica (yo que pensé que en estampillas andábamos como en tarjetas de salutación, o sea, empleando todo tipo de motivos-cliché: árboles, bolas, moños).

4 comentarios:

XavMP dijo...

Bueno, en mi caso la tarjeta que envío (institucional) contiene un cuadro que se llama "Sendero Florido" de Fernando Saber. Nada que ver con la Navidad, nada. Ni siquiera con las "fiestas".

Furibundos interiores de mi puño y letra claman "Navidad Navidad".

Juan Ignacio dijo...

Poneles una estampilla de estas...

E. G-Máiquez dijo...

Qué envidia de estampillas...

Daniel dijo...

Qué sellos más hermosos. El "retablo" del enlace es una belleza.