jueves, 2 de diciembre de 2004

Bravos gauchos

Allá va ese Martín Güemes,
barba florida y entera,
con sus gauchos infernales,
defendiendo la frontera.
Con toda la polenta de Cafrune este recitado da comienzo a la chacarera "La Martín Güemes". La única duda que me queda es porqué eso de "infernales". Infernales para los invasores, en todo caso, y así y todo... no sé, será una afectación de sensibilidad religiosa, pero no me convence. Jamás se me hubiera ocurrido apodar de "infernal" a alguien que quiero recordar por su valor o bravura. Y si lo traigo a colación es porque se supone que esto no es una expresión moderna, muchas de ellas no justas en su aplicación ("sos un genio", "es una fiera"), sino una canción de Adolfo Abalos y León Benarós (del cual poco puedo decir pero sé que es escritor "profesional").
Pero es pintoresca la chacarera y, olvidando estas cosas y otras que puedan aparecer, con sentimiento patriótico, nos ponemos a cantar (aquí).

3 comentarios:

Anónimo dijo...

"Había en Salta un cura de apellido Zerda, activo y convencido realista que resolvió crear un escuadrón o unidad de milicias en defensa de la corona. Este personaje armó, uniformó y sostuvo esta unidad a su costa, y la llamó LOS ANGELICOS, por considerarlos como los ángeles defensores de una justa causa.
Güemes retrucó la iniciativa creando el Regimiento de LOS INFERNALES, a quienes uniformó de color rojo, tal como hasta hoy los conocemos. Güemes, alegaba que con los infernales vencería a estos falsos ángeles en aras de una causa aún más justa que la de los Angélicos."

El Dr. Darío Arias es el autor de la investigación. Saludos.

Sangre Azul dijo...

Épocas difíciles y llenas de paradojas. Como casi toda nuestra historia.

Juan Ignacio dijo...

¡Gracias!
Me encanta enterarme de estas cosas y el 90% de las veces no tengo quién me las explique.
¡Lector anónimo os ruego sigas leyendo mi blog!