lunes, 25 de septiembre de 2006

Pegadi-sol

Cuando uno, por esas cosas de las radios-que-dan-temas-viejos, vuelve a escuchar las canciones de una juventud más temprana, los efectos son imprevisibles.
Aunque su cuarto de hora ya había pasado, yo me había copiado un disco “en vivo” de “Los Abuelos de la Nada”. Y en ese disco cantaban una simpática (y algo irreverente) canción llamada “Medita sol”.
Una radio ajena me cantó hace unos días sus peculiares estrofas, y hoy no me la puedo despegar. Será la primavera…
Sol de las branquias del pez
De mi noche capitán
Sol del rico, sol del pobre
Sin edad tu soledad
Sol que matas de verdad
Solfeando en la oscuridad
Sol que vuelcas tu cariño
Sobre el día

Cada estrella es otro sol
Cada hombre un soldador
Uniendo las partes rotas
Del gran espejo interior
Soldadito del amor
Del solar quiero ser sol
Y abrazarte como un
Sol que te fascina… ¡Buena moza!

2 comentarios:

hna josefina dijo...

Por ahí te pasa como cuando uno canta fuerte lo que se le ha pegado: con ponerlo en el blog se te despega (je,je).

Juan Ignacio dijo...

Ayudo mucho, es verdad. Pero hasta hoy a las seis de la tarde todavía lo tenía "pegado"...