sábado, 31 de diciembre de 2005

Fin de año

No sé bien qué se festeja. Será un año más, o un año menos. Serán las esperanzas para el futuro, serán los logros del pasado. Como sea, yo puedo darle un significado particular, desde una visión cristiana. Si la vida es un viaje, es importante marcar etapas, para ver como vamos, para ver hacia dónde vamos. Los años pueden ser esas etapas. Después de todo, una vuelta al sol es algo. Es un momento llamativo para destacar. Y sin meternos en astronomías, la misma naturaleza habla. Cuatro estaciones. Cuatro estaciones y vuelve a empezar. Es un buen lugar para marcar una etapa; el paso de las cuatro estaciones.
La fiesta es una excusa (casi inconsciente) para juntarnos, para decirnos sin decirlo: “acá estamos, todos juntos, viviendo en esta vida. Acá está él, que recién empieza, allá ella, que ya está llegando al final”. Si hiciéramos más silencio, en estas fiestas podríamos también llorar. Llorar y reír. Llorar al ver que pasamos. Reír al saber hacia dónde vamos.
Feliz año para todos. Buen año para todos. Con lo que venga. Que Dios los bendiga.

3 comentarios:

Lilian dijo...

Buen año, para ti tb, con lo que venga claro, todo sirve dicen...

Bendiciones

Ecazes dijo...

Amen.
Gracias
Y a ustedes.

hna josefina dijo...

¡Igualmente! para vos y la familia.