viernes, 3 de marzo de 2006

"Me di máquina"

Y seguí la pista del ahora Papa. Metí en Google: “deísmo + ‘la máquina del mundo’”. Interesantes resultados.

Primero, un texto firmado por Horacio Bojorge (autor desconocido para mí):
Separar el mundo de Dios: he ahí una de las características fundamentales y decisivas del deísmo: 'Dios crea sólo al comienzo; pone en marcha la máquina del mundo, y después la abandona a sí misma y a sus propias leyes. Por consiguiente, no es Dios ya el centro del mundo, sino... el hombre, a saber, que es un hombre autónomo y que se basta a sí mismo, como el mundo en que vive. La separación operada entre Dios y el mundo ocasiona lógicamente un antropocentrismo que empapa profundamente el pensamiento.
Segundo, de un libro de autor llamado “Alfonso Pérez de Laborda” (también desconocido; capítulo referido a la cosmología newtoniana y enfrentada con la de Leibniz -¿o es Leibnitz?):
(…) pero además, esas leyes lo son de una manera tal que seguramente hacen que también desde este punto de vista se trate de un Dios que está “mundanalmente” en el mundo, pues las leyes que da al mundo parecen ser casi leyes generales ad hoc para que la máquina del mundo funcione momento a momento, según sabemos por experiencia que lo hace. Leyes cuya única racionalidad está en el hecho de ser las que efectivamente son en el funcionamiento de lo que resulta ser la máquina del mundo fuera de cualquier deseo o pensamiento nuestro, aunque hable de razón y racionalidad (…)
Ahora un trabajo firmado por María Celestina Donadío Maggi De Gandolfi (tampoco conozco):
No es irrelevante el reparar en que para Descartes Dios es la Mente divina que creó la máquina del mundo y la dejó librada a su suerte. Se sientan así las bases del deísmo, una suerte de "teología trascendental" (sólo racional) en la que se admite que hay un Dios que es principio y causa del universo, pero se rechaza que tal Dios se ocupase de los hombres, de su historia y destino; de lo contrario no podría explicarse la existencia del mal.
Y para cerrar, un texto de Rahner (sí, ya sé, Rahner, “enfrentado” a la jerarquía; creo que no me voy a meter en cuestiones teológicas, que están fuera de mi alcance; el fragmento que traeré no sé si está en contra de la Doctrina de la Iglesia; quedan ustedes avisados):
La doctrina del cristianismo sobre la g[racia]. (junto con su realidad suprema: el Logos divino hecho criatura) es la superación real del dilema entre panteísmo y deísmo (que quizá se supera «filosóficamente», pero no realmente, al hacer que Dios sólo se preocupe de la máquina del mundo en el momento de darle el ser y ponerla en marcha).
En fin, no me queda muy claro quien acuñó la frase (si es que existe como frase, "la máquina del mundo"), pero sí un poco más su origen y significado.

5 comentarios:

JesusXF dijo...

¿En qué libro de Ratzinguer menciona eso? me quedó como curiosidad como iniciaste la pista ;)

hna josefina dijo...

Bojorge es jesuita, creo que uruguayo. Ha escrito varios libros, entre ellos uno sobre la acedia.

Juan Ignacio dijo...

Como dice en el post anterior es una conferencia que la encontrás quichicientas veces en Internet (en el post hay un link). No sé si está en un libro.

Cruz y Fierro dijo...

Maricel Donadio es una filosofa catolica, capa de la Sociedad Tomista Argentina y una de las pocas mujeres miembro de academias pontificias.

Como dice la Hna. Josefina, el P. Bojorge es uruguayo, tiene mas de un libro sobre la acedia (ese pecado tan olvidado) y otros libritos sobre muchos temas. Uno de los ultimos sobre el noviazgo es lindisimo. Hay uno escrito en verso, La Parabola del Perro, sobre espiritualidad que es precioso.

Al otro autor no lo conozco.

El tema de la maquina es antiquisimo, pero es con el Deismo (que niega la Providencia divina, es decir la intervencion de Dios en la historia, en ultima instancia tambien niega la Gracia) que se actualiza la cuestion. Mas alla de sus estudios fisico matematicos, Newton era una especie de mistico y creia poder encontrar en la Biblia, especialmente en los numeros que en ella aparecen (con en el Arca de Noe o en el Templo de Salomon), las claves del Universo-Maquina. Los deistas absolutos niegan todo tipo de intervencion de Dios en la historia, porque si Dios interviniera (dicen ellos) quiere decir que entonces no hizo al mundo perfecto y entonces El no seria perfecto. Para ellos Dios es el Gran Arquitecto de los mansones o el Gran Relojero.

Prof. Luis Andrés Serfas Sinner dijo...

El futuro escatológico del reino es el poder que atrae a todos los hombres, lo sepan o no lo sepan. Su presencia en el universal conato humano hacia el bien es la "ley natural" que encuentras en el catolicismo Romano. Donadío propone el orden político vertebrado con el valor ético.
Los valores de ésta tradicion PUEDEN INGRESAR en una estructura escatológica. Particularmente alli veo el beneficio del catolicismo Romano y enjundioso aporte de Donadío.
luisserfas@yahoo.com.ar