viernes, 8 de abril de 2005

Los Potenciales

¿Qué tienen en común el boxeador Edison Anabaruse, el estanciero del sur Brandán Esoseyúa, el señor (una especie de patriarca) Bruno de San Yasea, el doctor en amores Urbano de Sasaney y fray Darius Anenae (O.S.B.)?
Ellos son algunos de "los Potenciales". Se hallan en el infierno de Schultze, en la quinta espira del Helicoide, referida a la pereza. El libro es "Adán Buenosayres". Con los potenciales, "el autor [Leopoldo Marechal] logra su propia catarsis al 'realizar' en modo literario esas posibilidades de sí mismo: las realiza y las sufre como en carne propia, y Aristóteles vuelve a sonreír desde su inmortalidad".
Así responde Leopoldo Marechal a quienes se sientieron criticados en algunos personajes de su obra. Según sus palabras, es él quien "se ve en todos y cada uno de sus personajes, desde los más excelsos hasta los más viles, como si cada uno fuese 'una posibilidad humana' del mismo autor". Y luego cita el caso específico de los Potenciales.
Es muy pintoresco el relato de este encuentro de Adán con sus Potenciales y podría dejar aquí fragmentos, pero será otra vez (¿será?). Ahora basta que les de un dato que quizás algunos sabían, otros no, quizás a alguno le interese y a otro no (con lo cual hemos clasificado a los lectores en cuatro tipos). Y el dato es el siguiente. Los personajes menconados al comienzo de este post, tienen en común algo más que el hecho de ser "los Potenciales" de Adán Buenosyres. Los nombres de los cinco personajes con quienes se topa Adán en su huida de la quinta espira... ¡son anagramas del mismo nombre del personaje!
Nota: este dato, junto con las citas entre comillas, fueron tomados probablemente de "Cuaderno de Navegación" (1975), de Leopoldo Marechal. Revolviendo antiguas cosas aparecieron las fotocopias que me había hecho un antiguo compañero, estudioso del Adán. Sólo está el capítulo: "VII. Claves de Adán Buenosayres. A Adolfo Prieto".
Nota bis: si analizan los anagramas verán que hay dos que usan "i" por "y".

1 comentario:

finitud dijo...

Está buenísimo!